Seguir una alimentación correcta ayuda a mejorar la cicatrización y a disminuir la inflamación y la hinchazón tras una intervención estética. También ayuda a mantener un peso adecuado. Intervenciones como la reducción y el aumento de pecho, la abdominoplastia, la liposucción e incluso el lifting facial se ven afectadas positivamente si se produce una pérdida de peso antes de la cirugía y se mantiene tras la intervención. En el siguiente artículo vamos a enumerar una serie de alimentos beneficiosos para ayudar y facilitar el proceso postoperatorio:

1) Se debe eliminar el consumo de grasas poco saludables. Evitar la margarina, los alimentos fritos y los alimentos con grasas hidrogenadas (grasas trans) y grasas saturadas: bollería industrial, galletas de todo tipo, alimentos precocinados…

2) Aumentar la ingesta de aceites monoinsaturados. Hay que emplear aceite de oliva virgen extra, nueces, aceite de canola o aceite de linaza.

3) Eliminar los carbohidratos “blancos” no saludables. Evitar las harinas refinadas, azúcares, el arroz blanco y los alimentos con altos índices glucémicos (o glicémicos).

4) Comer suficientes granos enteros, es decir, las semillas de diferentes granos como el trigo, el maíz, el centeno, la avena, el arroz o la cebada.

5) Evitar los alimentos refinados y procesados. Estos alimentos son sometidos a diferentes manipulaciones antes de su presentación final: se les añaden sustancias que no poseían, se potencia o se cambia su sabor, se les quitan sustancias propias, se les somete a procesos químicos y térmicos…. Estos procesos disminuyen drásticamente su valor nutricional.

6) Incluir gran cantidad de frutas y verduras ricas en antioxidantes como pueden ser los arándanos, las fresas y las verduras de hojas verdes como la espinaca y la col rizada.

7) Emplear sal, hierbas antiinflamatorias y especias para sazonar. El curry, el jengibre, la cúrcuma, la pimienta, el ajo y la cebolla son todas antiinflamatorias.

8) Hay que comer con regularidad proteínas magras como el pollo. Reducir las carnes rojas y evitar los productos lácteos enteros.

9) Comer pescado rico en ácidos grasos omega-3. Salmón, trucha, sardinas, anchoas, bacalao negro, caballa, ostras…

10) Beber vino tinto con moderación. Uno o dos vasos diarios.

Si tiene alguna duda sobre el proceso posoperatorio de una cirugía estética no dude en consultarnos.