Pechos Tuberosos o Tubulares

Los pechos tuberosos o mamas tuberosas o tubulares, se producen por una malformación en la fase de crecimiento de los senos que causa importantes problemas de imagen corporal y de autoconfianza para las mujeres que tienen esta patología.

En los pechos tuberosos en lugar de transformarse en un pecho con una forma redondeada adecuada y con un escote normal, acaban teniendo una forma estrecha y en forma de tubo, con una areola de diámetro superior al normal y con forma abultada (aunque en ocasiones el diámetro es normal)  y con una amplia separación entre ambas mamas.

Se caracteriza por un exceso de tensión en la piel de las mamas durante la pubertad que altera su crecimiento, la mama se desarrolla hacia adelante siendo incapaz de llenar correctamente los polos inferiores limitados por la piel y el pliegue mamario inferior y produciendo una forma tubular con menor desarrollo en el tamaño de la glándula y crecimiento de las areolas (tipo I), o un empuje excesivo sobre las areolas (tipo II) y en ocasiones solamente con una colocación anormalmente elevada del pliegue inferior de los senos (tipo III).

En muchos casos las mamas tuberosas son diferentes en ambos lados, tanto en la forma como en el tamaño, provocando graves asimetrías (ver cirugía de las mamas asimétricas).

Muchas mujeres me consultan convencidas de que las mamas tuberosas se pueden corregir únicamente con la colocación de una prótesis mamaria. Sin embargo, la corrección adecuada de esta malformación es uno de los procedimientos más difíciles de la cirugía plástica mamaria, y requiere una significativa experiencia previa. Es habitual que yo atienda en mi clínica de Valencia a mujeres con diferentes grados de esta malformación trastorno, desde muy leves a graves. Cada caso es diferente al anterior, y conlleva una solución diferente. Los principales objetivos son: colocar el surco infra-mamario en su posición normal, aumentar el volumen en el polo inferior mamario y la capacidad de la piel para expandirse, reducir el tamaño de las areolas si lo requieren, transformar la forma de la mama a una más natural, y por último aumentar el volumen mamario y aproximar las mamas hacia la línea media para mejorar el escote, creando unos pechos naturales. Por último, y no menos importante, se corrige la asimetría hasta donde es posible.

Como en los casos de intervenciones en mamas complejas ya operadas (cirugía secundaria de mamas) dispongo de numerosos recursos para conseguirlo:

  • Anestesia Local y Sedación: reduce el tiempo de recuperación postoperatoria y los riesgos de la cirugía.
  • Implantes anatómicos: gracias a ellos disponemos de múltiples modelos y tamaños que permiten personalizar la cirugía, e incluso utilizando dos implantes de diferente modelo y tamaño se pueden corregir asimetrías y deformidades que con los implantes redondos es imposible conseguir.
  • Prótesis mamarias más seguras y duraderas, con geles de silicona más consistentes, e incluso con doble composición y geles de diferente dureza, superficies cóncavas, proyecciones muy altas. Todo ello encaminado a corregir la mayor parte de las deformidades.
  • Lipotransferencia o injerto de grasa propio: gracias a ellos podemos corregir muchos defectos obteniendo la grasa de la mujer, procesándola y trasplantándola a las zonas de los senos que precisan una corrección, obteniendo unos resultados duraderos.

Consúlteme su problema y le buscaré una mejor y más personalizada solución, empleando los mejores recursos  a mi alcance.

Julio Terrén es especialista en cirugia de mamas tuberosas en Valencia

A tener en cuenta

El tabaco provoca una reducción en la llegada de sangre a la piel, por lo que puede complicar la cicatrización, la viabilidad de los tejidos y los resultados de la cirugía; deberá considerar una reducción en su consumo unas semanas antes y después de la intervención.

Existen medicamentos que reducen la capacidad de coagulación de la sangre, por ejemplo la aspirina, por lo que deberá comunicar al doctor su consumo y eliminarlos de su tratamiento.

El Dr. Terrén le dará a conocer los cuidados postoperatorios que se deben seguir, además de cuales son los tiempos adecuados para una completa recuperación, así como la previsión para su vuelta a las actividades laborales (1-2 semanas), personales y deportivas habituales (4-6 semanas). También le indicará los posibles riesgos y complicaciones de esta operación, y le entregará las hojas del consentimiento informado para su lectura y firma.

El Dr. Terrén le informará sobre los costes de su intervención quirúrgica. Tiene que saber que no existe un precio fijo para todas las personas, y su caso será tratado de forma individual, incluyendo los costes de su estancia en el hospital, materiales utilizados en la intervención, honorarios del equipo quirúrgico y de la anestesia utilizada. Podrá consultar con el personal de la clínica las posibilidades y opciones de financiación que puedan acomodarse a su situación (ver financiación cirugía estética).

Se realiza bajo anestesia local y sedación profunda, y dura entre una y dos horas dependiendo de cada caso; la paciente deberá permanecer en el hospital 1 noche para una correcta vigilancia postoperatoria; en casos menos complejos puede abandonar el hospital a las pocas horas de la intervención quirúrgica.

La cirugía es diferente en cada caso. Puede ser necesaria una reducción de piel excesiva, una modificación interna de la estructura mamaria, una reducción de volumen localizada, o incluso un segundo tiempo quirúrgico para terminar de conseguir unas mamas naturales.

Permanecerá en el hospital 24 o podrá marcharse tras la cirugía en algunos casos. Podrá caminar por la habitación o incluso por el pasillo del hospital. Puede llevar unos dispositivos para el drenaje de los líquidos residuales tras la cirugía, aunque no en todos los casos, que deberán ser mantenidos durante 24 – 48h y que le serán retirados en la clínica del Dr. Terrén.

También deberá llevar un sujetador apropiado durante varias semanas después de la cirugía, incluso para dormir.

Tomará analgésicos para controlar el dolor postoperatorio durante unos días, así como antibióticos para prevenir una posible infección.

Descansará durante la primera semana y deberá evitar la tensión en las mamas, como coger grandes pesos o agacharse en exceso doblando la cintura.El tiempo de recuperación es aproximadamente de una o dos semanas.

En las cuatro semanas posteriores deberá acudir dos veces por semana a la clínica del Dr. Terrén para recibir masajes de drenaje linfático en las zonas tratadas, con el fin de que la recuperación sea más rápida y los resultados mejores. Durante esas visitas el Dr. Terrén y su equipo vigilarán la evolución adecuada de las heridas y su cicatrización, y contestarán personalmente todas sus dudas y observaciones. Tendrá también a su disposición un teléfono de contacto para cualquier necesidad urgente.

El resultado final se obtiene al cabo de un año aproximadamente, siendo necesarias varias visitas de seguimiento durante todo el periodo de recuperación.

A continuación te presentamos varios casos del antes y después de varias mujeres que han sido intervenidas de esta patología. 

Otras cirugías de Senos

  • image
    Existen varios tipos de prótesis mamarias según su relleno aunque en la actualidad es generalmente reconocido que el mejor...
  • image
    El efecto de la gravedad y las variaciones de volumen en la mama, especialmente por los embarazos, determina que la piel…
  • image
    Las mujeres que poseen unas mamas grandes pueden experimentar una serie de problemas derivados del peso y tamaño de las mamas…
  • image
    Mujeres con pechos o mamas los cuales presentan algún tipo de diferencia o asimetría en forma y tamaño entre ambos...
  • image
    Cirugía de mamas tuberosas, contractura capsular, cicatrices inestéticas, rotura o desplazamientos de las prótesis de pecho.....