Una pregunta recurrente que suelen realizarme los pacientes durante la consulta es: ¿cuál es la mejor época del año para hacerme “x” cirugía?

Yo suelo contestar que para maximizar los resultados de la cirugía estética es aconsejable planificar las intervenciones de acuerdo con la estación del año. Es mejor someterse a determinadas operaciones de estética en ciertas épocas que permiten un período adecuado para la recuperación, para ocultar la hinchazón, para recuperarse perfectamente de las cicatrices…

Invierno

Se suele decir que el invierno es el momento ideal para someterse a casi cualquier tipo de cirugía estética, desde el lifting facial a la liposucción. La ropa de invierno permite ocultar mejor la hinchazón, los moretones, los efectos de una cirugía de párpados, de un aumento de senos, de una liposucción…

En invierno es mucho más sencillo alejarse de los rayos solares que pueden dificultar el proceso de cicatrización y la curación de las heridas, incluso en climas cálidos del sur. Por poner un ejemplo, intervenciones como el lifting facial o la rinoplastia dejan cicatrices que pueden pigmentarse bajo la radiación solar. También hay que tener en cuenta que hay cirugías corporales que exigen llevar durante un periodo prolongado fajas de mantenimiento postoperatorio que serían un auténtico sufrimiento con el calor veraniego.

Además, la lejanía de los meses de verano se valora positivamente por los pacientes, ya que se gana tiempo para que los resultados se asienten antes de “lucirlos”.

Cirugías recomendadas

Estiramiento y rejuvenecimiento facial, rinoplastia, blefaroplastia, liposucción, abdominoplastia, cirugía de mamas

Primavera

Muchas personas prefieren disfrutar de las fiestas navideñas y los deportes de invierno y optar por realizarse la cirugía en primavera (las vacaciones de Semana Santa son una buena época para recuperarse).

Dependiendo de la localización geográfica, el clima todavía es lo suficientemente frío como para poder “ocultar” los hinchazones y los efectos del postoperatorio con ropa abultada. Las pequeñas cicatrices de las intervenciones habrán sanada perfectamente antes de la época estival.

Cirugías recomendadas

Cirugía de aumento de mamas, intervenciones  del contorno corporal, cirugía facial…

Verano

Cada vez son más las personas que utilizan el tiempo de vacaciones de verano para recuperarse de una intervención quirúrgica. Una opción razonable, que supone quedarse en casa, en la comodidad del hogar para recuperarse perfectamente. Me preguntan con frecuencia sobre la posibilidad de recuperarse en la piscina o en la playa, a la sombra, algo que no es factible, ya que el calor y el sol pueden agravar la inflamación o incluso provocar sangrado, además de pigmentar las cicatrices. También son desaconsejables los procedimientos del contorno corporal que requieren fajas abdominales o fajas elásticas para ayudar a la recuperación, y que son muy incómodas con el calor. También es un mal momento para el rejuvenecimiento con láser, ya que las áreas tratadas no deben exponerse al sol durante al menos 6 semanas.

Cirugías recomendadas

Procedimientos como los tratamientos con Botox, rellenos, etc. Intervenciones de mamas siempre que se sigan al pie de la letra las indicaciones del cirujano.