cuidado pielCuidar la piel y llevar un estilo de vida saludable nos ayuda a retrasar el proceso natural de envejecimiento y es fundamental para prevenir problemas en nuestra dermis. Estos son algunos consejos que deben seguirse para conseguirlo:

– Se debe mantener un estilo de vida saludable y una alimentación variada y equilibrada. La fórmula ideal es comer de todo y en la proporción adecuada. El valor energético de los alimentos viene determinado por el contenido en hidratos de carbono, proteínas y grasas que contiene, y por la cantidad que cada persona consume diariamente. El cuerpo necesita de esos nutrientes para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, de los músculos y de todas las funciones vitales.

– Evitar el tabaco y el alcohol, o al menos, no abusar de ellos. Fumar hace que la piel se vea más envejecida y contribuye a que proliferen las arrugas. La piel del fumador no posee la oxigenación ni los nutrientes necesarios. Fumar reduce los pequeños vasos sanguíneos de las capas más externas de la piel, lo que disminuye el flujo de sangre.

– Limpieza, limpieza y más limpieza. Se deben utilizar los productos más adecuados para cada tipo de piel.

– Duerma y descanse al menos 8 horas diarias. La falta de sueño puede conducir a un aumento de las hormonas del estrés en el cuerpo que aumentan la gravedad de las enfermedades inflamatorias de la piel como el acné o la psoriasis. Además, no dormir lo suficiente acelera el proceso de envejecimiento. Durante el sueño profundo aumentan las hormonas de crecimiento que permiten que las células dañadas se reparen. Sin las fases profundas del sueño esta acción desaparece, permitiendo que proliferen los signos del envejecimiento.

– Una de las maneras más importantes de cuidar de la piel es protegerla del sol. Toda una vida de exposición al sol puede causar arrugas, manchas y otros problemas de la piel, así como aumentar el riesgo de cáncer. Se deben emplear cremas protectoras con filtros solares adecuados al fototipo de su piel, además de aplicar un buen hidratante al final de la exposición solar, para evitar que la piel se escame.

– Trate de evitar el estrés, ya que puede hacer que su piel sea más sensible y desencadenar en brotes de acné y otros problemas cutáneos. Para animar a la piel sana – y un mejor estado de salud mental- se debe buscar tiempo para realizar las cosas con las que se disfruta.

– Sonría. Una actitud positiva es importante para mantener la piel en buen estado. La sonrisa ayuda a relajar los músculos faciales y a mantenerlos firmes.

Todos estos consejos pueden complementarse con tratamientos de Medicina Estética. En la clinica de medicina estetica del Dr. Julio Terrén en Valencia te ofrecemos los tratamientos más eficaces para mejorar tu piel con tratamientos no invasivos.