Otoplastia para orejas de soplillo valencia Dr. TerrénEsta deformidad en las orejas es una de las preocupaciones comunes de los niños y de los adultos. Aproximadamente un 2% de la población padece este defecto que puede ser unilateral, o bilateral en la mayoría de las veces. Se denomina de diferentes maneras, siendo también conocida como “orejas en soplillo” y “orejas en asa”. Muchos padres no están realmente preocupados hasta que los niños empiezan a sufrir el acoso o la burla de otros compañeros de colegio; otras vecces deciden no recurrir a la cirugía hasta que los niños llegan a la adolescencia, y en algunas ocasiones son los jóvenes o los adultos maduros los que solicitan su corrección.

En la mayor parte de los casos se debe a una falta en el desarrollo del pliegue del pabellón auricular, lo que provoca una mayor visibilidad de la parte superior de la oreja, haciéndola incluso aparentemente más grande. En otros existe una separación real del pabellón con respecto a la cabeza, aunque muy frecuentemente se asocian ambas deformidades.

Es en la edad infantil cuando más problemas puede tener para el desarrollo psicosocial ya que un niño de seis años puede tener un tamaño en sus orejas casi similar al de un adulto haciendo más evidente la deformidad y, sin embargo, es cuando más fácilmente puede solucionarse una oreja prominente. Llegada la adolescencia puede provocar problemas de comportamiento en su relación familiar y social, como timidez y falta de autoconfianza. En ocasiones he recibido en mi clínica adolescentes que utilizaban pegamento para mantener sus orejas en una posición menos llamativa, provocando lesiones crónicas en la piel de la oreja y del cuello.

La corrección quirúrgica, llamada otoplastia, se realiza bajo anestesia local solamente o con sedación profunda dependiendo de la edad, y consiste en la remodelación del cartílago de la oreja mediante una incisión en la parte posterior, la zona menos visible. En el postoperatorio se deberá llevar un vendaje durante 48h que será sustituido en los días posteriores por una cinta para el pelo que deberá llevarse por la noche durante varias semanas. Deberán evitarse la natación y los deportes de contacto físico durante un mes aproximadamente.

La otoplastia es una intervención rápida, segura y con pocas complicaciones, con la que se obtienen unos magníficos resultados. Puede ver más información aquí.