Protesis mamarias Dr Terrén Al hilo de lo publicado en el ABC – Comunidad Valenciana del día 22 de septiembre y, tras la expectativa generada en muchas pacientes, quiero expresar mi opinión profesional acerca de este nuevo dispositivo.
Es indudable el prestigio y la larga experiencia del Dr. Juan Antonio Mira, pionero de la cirugía estética en la Valencia de los años 80, y con él que he tenido el placer de departir en numerosas ocasiones acerca de numerosos procedimientos quirúrgicos.
No es ésta una crítica a su labor profesional; es un rechazo a las informaciones sensacionalistas a las que nos tienen acostumbrados los medios de comunicación, que desvirtúan una información que puede tener una importante repercusión pública sin ni siquiera contrastarla, en muchas ocasiones, con la fuente de la noticia.
¿Ciencia o marketing? Un poco de todo.
Todos conocemos la labor investigadora que se ha venido realizando desde los años 60 en la búsqueda de un dispositivo que reúna las características del implante mamario perfecto: calidad, seguridad, fiabilidad y durabilidad. Es también cierto que a lo largo de los años numerosos y prestigiosos especialistas han inventado, diseñado y puesto en práctica un número importante de dispositivos médicos con la finalidad de conseguir unos mejores resultados y más duraderos en el tiempo. Pero también es verdad que tras un tiempo en el mercado la mayor parte de ellos fracasaron en su intención, y pasaron a engrosar la lista de los dispositivos fallidos acabando con las esperanzas que muchos habían puesto en ellos.
No tengo ningún conocimiento sobre este nuevo dispositivo; basándome en la información facilitada por el diario llamarle prótesis no es incorrecto, pero las connotaciones populares de la palabra prótesis, lo identifican con los tradicionales implantes mamarios de aspecto semiesférico o anatómico que producen un aumento de volumen mamario. En este caso no queda clara ni su composición, ni su fiabilidad, ni su calidad, ni su durabilidad.
Los miembros de la Sociedad Valenciana de Cirugía Plástica, con los que he estado en contacto, estamos impacientes por conocer los detalles y resultados de esta larga investigación, a tenor de los 327 casos a los que se refiere el artículo, para poder empezar a cambiar el futuro; y desde aquí invitamos a nuestro ilustre colega a presentar su labor investigadora en nuestro próximo congreso a celebrar en el mes de noviembre para darnos luz sobre sus avances científicos.
Desde esta tribuna solo quiero aclarar que cualquiera que sea el resultado de este invento, nadie debe dudar que los médicos en general, y los cirujanos plásticos en particular, solo buscamos el bien de nuestros pacientes y que es necesario ser cautos ante cualquier novedad, aunque expectantes acerca de sus buenos resultados.