Muchas pacientes renuncian a someterse a una cirugía de aumento de pecho porque no están seguras con los resultados que pueden conseguir. Pese a que quieren cambiar su apariencia física, no se atreven a dar el paso por miedo a que los resultados sean distintos a los imaginados. Y eso que los cirujanos podemos garantizar el éxito de la intervención basándonos en nuestra propia experiencia.

Pero gracias al nuevo simulador 3D Crisalix se puede responder a la pregunta: ¿qué resultados obtendré tras la cirugía de aumento de pecho? Crisalix permite recrear mediante realidad virtual en 3D el cuerpo de la paciente mostrando el antes y el después de la cirugía. Crisalix permite convertir fotografías ordinarias en imágenes 3D. De esta manera, la paciente puede ver cómo será su cuerpo tras la intervención, aumentando su grado de confianza en el proceso quirúrgico y mejorando la comunicación con el cirujano.

Durante la consulta se realizará un escaneado del cuerpo de la paciente para obtener imágenes desde todos los lados. Estas imágenes se cargarán en la aplicación Crisalix y a partir de ahí se creará una imagen en 3D que permitirá mostrar su anatomía desde múltiples ángulos. A continuación, se probarán distintas formas, tamaños y volúmenes de prótesis mamarias para que la paciente se pueda hacer una idea de los resultados. Visualizar los cambios antes de que se produzcan ayuda a tomar una mejor decisión.

Crisalix también ha diseñado una aplicación para gafas 3D de realidad virtual que, junto con el software Crisalix, ayudan a que la paciente compruebe cómo se verán los implantes mamarios en su propio cuerpo, ya que el programa capta con extrema exactitud todas las medidas del cuerpo. El resultado de la simulación es muy aproximado al que se consigue con la cirugía.