Una de las condiciones físico estéticas más preocupantes que pueden tener los hombres es la ginecomastia, y es por ello que muchos se preguntan

¿Cómo saber si tengo ginecomastia o grasa?

Lo que lo hace especialmente preocupante es que no es fácil diferenciar entre la grasa normal del pecho y la ginecomastia.

A primera vista, realmente no hay mucha diferencia entre los dos en términos de apariencia.

Sigue leyendo y te ayudaremos a distinguir la ginecomastia de la pseudoginecomastia o exceso de grasa pectoral, así como conocer cuáles son los tratamientos más adecuados en cada caso.

¿En qué consiste la ginecomastia? ¿Y la pseudoginecomastia?


A menudo la ginecomastia y la pseudoginecomastia se confunden.
La ginecomastia en hombres es la apariencia de los pechos masculinos poco varoniles, debido a que existe un crecimiento excesivo del tejido mamario glandular, dando la apariencia de mamas o senos de aspecto femenino.

Los hombres que experimentan una acumulación de tejido graso en la zona pectoral debido a la obesidad o al aumento de peso generalizado, tienen lo que se llama pseudoginecomastia.

  • La pseudoginecomastia puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en los hombres de mediana edad y mayores.
  • Por el contrario, la ginecomastia puede ocurrir en hombres de todas las edades después de pasar por la pubertad. Sin embargo, ocurre con mayor frecuencia en la adolescencia tardía y la edad adulta.

En ambos casos la ginecomastia afecta a la autoestima y masculinidad en el hombre.

¿Cómo se desarrolla la ginecomastia masculina?

Hay varios factores que pueden conducir al desarrollo de la ginecomastia en los senos masculinos, siendo el denominador común unos niveles hormonales desequilibrados, con una elevación inadvertida de los niveles de estrógeno (hormona femenina).

Cuando los niveles de estrógeno en un hombre suben a niveles anormales, esto puede estimular el crecimiento del tejido mamario, dando al hombre unos pechos no deseados.

Estos cambios hormonales pueden deberse a varias razones, como enfermedades hepáticas, alcoholismo, tumores testiculares, uso de medicamentos y drogas, algunos trastornos genéticos raros…

¿Puede la obesidad provocar ginecomastia?

La obesidad es una causas comunes de ginecomastia en los hombres.  En los hombres y jóvenes con sobrepeso y obesidad se produce una elevación de la enzima aromatasa, que actúa para convertir la testosterona en estradiol, elevando los niveles de estrógeno en el cuerpo.

Los niveles elevados de estrógeno estimulan entonces el crecimiento excesivo del tejido mamario masculino, lo que conduce a la ginecomastia.

los hombres obesos a menudo desarrollan pseudoginecomastia o exceso de grasa en la región del pecho.

La pseudoginecomastia (grasa en el pecho) puede existir por sí sola o puede darse a la vez que la ginecomastia (exceso de tejido mamario glandular).

¿Cómo puedes diferenciar la ginecomastia de la grasa del pecho?

Sin duda, los hombres a menudo confunden los depósitos de grasa normales en la región del pecho y la ginecomastia real.

Ello se debe no solo porque ambas afecciones son visualmente muy similares, sino también porque muchos de los factores que pueden causar las dos afecciones coinciden.

Hay ciertas formas de diferenciar si padeces la verdadera ginecomastia, o si por el contrario es pseudoginecomastia o acumulación de grasa en tus pechos hinchados.

¿Cómo saber si tengo Ginecomastia?

La ginecomastia se define como el desarrollo de un crecimiento excesivo del tejido mamario glandular en la región pectoral de un hombre.

Un aspecto visual indicativo y fácilmente reconocible es tener unos pechos cuya forma te recuerda a los senos de una mujer.

¿Cómo comprobar si tienes ginecomastia? los síntomas

1.-Tienes cambios hormonales

Si tienes pechos agrandados y observas que estás sufriendo cambios de humor, pérdida del deseo sexual, debilidad general y acumulación de grasa corporal sin una causa que puedas justificar, es posible que se deba a la ginecomastia.

2.-Hazte una autoexploración

Hacerte una autoevaluación, palpación o autoexamen te pondrá en alerta y si observas alguno de los signos de la ginecomastia te hará acudir a un médico.

Lo fundamental que debes buscar en la palpación es la presencia de un pequeño bulto.

  • Con la ginecomastia, puedes palpar o sentir un pequeño bulto debajo de la región del pezón / areola. La ginecomastia puede verse como un crecimiento del tamaño de un botón debajo del pezón. Es posible que lo veas como un bulto en el pecho o que lo notes al presionar la zona. El bulto puede moverse fácilmente dentro del tejido mamario y puede ser sensible al tacto.
  • Este bulto duro, suele ser más firme que la grasa. Dicho bulto y el aumento de tamaño de tu pecho pueden aparecer en una o en ambas mamas.
  • Este bulto también puede ser doloroso o sensible al tacto. 
  • Tejido fibroso alrededor del pezón.

La presencia de un bulto con estas características es un síntoma característico de la verdadera ginecomastia.

3.-Evalúa periódicamente el tamaño de tus pechos

La ginecomastia no desaparece con un cambio en la dieta y el ejercicio regular. Así que si ves que tus pechos disminuyen de tamaño al hacer dieta y ejercicio puede ser indicativo de pseudoginecomastia.

La ginecomastia verdadera debida a la existencia de un exceso de tejido glandular, no responde a la dieta y ejercicio y solo se puede eliminar con procedimientos quirúrgicos.

¿Cómo saber si es pseudoginecomastia o grasa del pecho?

La pseudoginecomastia se define como la presencia de tejidos grasos o depósitos de grasa en la región pectoral de un hombre, como consecuencia de la obesidad y/o sobrepeso.

En el caso de que sea solo grasa en el pecho, habitualmente denominado pseudoginecomastia, no hay una masa o firmeza palpable que se pueda sentir.

En este caso al palpar tus pechos notarás que la grasa es suave al tacto y se nota por igual en toda la región pectoral, no notas un «bulto». 

La pseudoginecomastia puede dar a la mama masculina una apariencia más flácida y de aspecto femenino o menos varonil.

Este tejido graso del pecho puede desaparecer si eres capaz de mantener una dieta saludable y haces ejercicio con regularidad.

¿Cómo puedo eliminar la ginecomastia?

Si tienes ginecomastia, tu primera opción pueden ser los tratamientos no quirúrgicos para la ginecomastia, que incluyen la eliminación de los factores incitantes que pueden estar causando el problema.

  • Esto incluirá el control de las drogas y el alcohol,
  • la abstinencia de esteroides anabólicos y la interrupción de cualquier medicamento que pueda estar causando la ginecomastia.
  • Si tu ginecomastia se ha producido debido a un desequilibrio hormonal, debes ser capaz de volver a la normalidad una vez que las hormonas en el cuerpo vuelven a la normalidad.

El otro tratamiento de la ginecomastia incluye la intervención quirúrgica, para la reducción de grasa o exceso de glándula mamaria, teniendo en cuenta que no es una cirugía para la pérdida de peso.

La ginecomastia puede eliminarse del pecho realizando pequeñas incisiones alrededor de la areola, que se utilizan para acceder a la ginecomastia y extirparla cuidadosamente.

La cirugía de la ginecomastia ofrece una solución permanente al problema.

Eliminamos tanto el exceso de piel mediante escisión asociada a liposucción para quitar la grasa en el caso de ginecomastia, mientras que sólo realizamos la liposucción para los casos de pseudoginecomastia.

¿Cómo puedo eliminar la grasa del pecho o la pseudoginecomastia?

Hay varias opciones para deshacerse de la grasa localizada del pecho; la primera y más importante es mantener una dieta saludable y un régimen de ejercicio.

Sin embargo, incluso en circunstancias ideales, la grasa del pecho puede permanecer.

Si no consigues eliminar grasa en el pecho y debajo del pezón con dieta y ejercicio, entonces podemos recurrir a eliminar la grasa con una liposucción (tradicional, body jet o lipo vaser según el caso), que tiene la ventaja añadida de permitir el moldeado de la forma del pecho, creando una estética más juvenil y además no se necesitan puntos de sutura.

Como se ha mencionado anteriormente, es posible tener tanto ginecomastia como pseudoginecomastia.

En estos casos, normalmente se elimina la ginecomastia (debida al exceso de tejido glandular) y, a continuación, se realiza la liposucción para eliminar el exceso de grasa del pecho, y corregir las depresiones dejadas como consecuencia de la eliminación de la ginecomastia.

Incluso las acumulaciones de grasa extraídas mediante la liposucción si el paciente lo desea, pueden purificarse y utilizarse para un relleno con grasa o lipofilling de otra zona corporal, por ejemplo para eliminar las arrugas y surcos faciales.

Conclusión

Tanto la ginecomastia como la pseudoginecomastia pueden parecer muy similares en el pecho masculino.

A menudo son una fuente de vergüenza y baja autoestima en los hombres. Sin embargo, eso no significa que tengas un problema que es intratable.

Llama a la consulta del Dr. Terrén y solicita una consulta para determinar cual de ambas afecciones tienes, así como un plan de tratamiento quirúrgico para eliminar la grasa en caso de pseudoginecomastia o la grasa y tejido de las glándulas mamarias en caso de que padezcas de ginecomastia verdadera.