El sector de la cirugía plástica se está encaminando hacia tratamientos poco invasivos que permitan obtener resultados naturales de forma rápida. Los pacientes apuestan por intervenciones poco invasivas que les posibiliten conseguir sus metas sin necesidad de un largo proceso posoperatorio. Fruto de esta corriente nace Earfold.

El dispositivo Earfold es el resultado de años de investigación por parte del doctor Norbert Kang. Se trata de un tratamiento revolucionario mínimamente invasivo para tratar las ‎orejas en forma de soplillo u orejas prominentes. El procedimiento se realiza en menos de 20 minutos con anestesia local ambulatoria y supone un gran avanece con respecto a la otoplastia tradicional. Es una intervención rápida, permanente y sencilla: se coloca bajo la piel de la oreja un implante de metal realizado con una aleación de titanio y níquel -bañado en oro- a través de una pequeña incisión de menos de 1 cm. Una vez que la pieza se ha insertado, el cartílago cede ante la fuerza del implante doblándose y reajustándose a la forma preestablecida.

Por eso es importante preguntarse: ¿Qué ventajas ofrece frente a la otoplastia?

– La otoplastia es una intervención que se realiza en quirófano, mientras que el tratamiento con implantes Earfold puede desarrollarse en la misma consulta del cirujano.

– Earfold no suele durar más de 25 minutos, y se realiza aplicando anestesia local, en cambio, la otoplastia es un procedimiento que puede durar de una a dos horas, y durante el que se necesita la presencia de una anestesiólogo.

– Earfold es un tratamiento mínimamente invasivo que elimina los riesgos quirúrgicos y las complicaciones posoperatorias. La otoplastia, en cambio, es un procedimiento quirúrgico que, como toda intervención, implica más riesgos.

– Con la otoplastia se requiere de un proceso posoperatorio más largo: el paciente deberá llevar un vendaje de protección de dos a tres días. Tras su retirada se recomienda utilizar una cinta elástica por la noche durante un mes. Con Earfold no es necesario llevar vendajes. La recuperación es mucho más llevadera. El paciente podrá volver a la normalidad en un solo día.

– Al estar realizado con una aleación de titanio y níquel bañado en oro el implante Earfold no produce reacciones alérgicas.

– El implante Earfold puede ser extraído si el paciente lo considera oportuno. Además, se emplean unos simuladores previos (preFold) que permiten seleccionar la posición de las orejas de forma personalizada prediciendo el resultado estético final.

El Dr. Julio Terrén ha sido designado por Allergan para la utilización del procedimiento en Valencia y Castellón