El impacto emocional de una rinoplastia fallida puede ser muy grave.

El impacto en la autoestima y en la confianza en ti mismo puede afectar a casi todos los aspectos de tu vida cotidiana, provocando vergüenza, inseguridad y depresión.

A menudo, los pacientes han esperado muchos años para someterse a una rinoplastia y han depositado muchas esperanzas en la cirugía y el cirujano. En lugar de la mejora que buscaban, pueden quedarse con un resultado decepcionante.

¿En qué consiste la rinoplastia secundaria?

Llamamos rinoplastia primaria a la primera cirugía u operación de nariz a la que se somete un paciente.

Una rinoplastia secundaria o de revisión consiste en una segunda intervención de nariz, que se realiza a un paciente para mejorar los resultados estéticos y/o funcionales de una rinoplastia previa, debido a que no se han conseguido los objetivos deseados.

¿Cuánto tiempo esperar para una segunda rinoplastia?

La mayoría de los cirujanos plásticos están de acuerdo en que lo mejor para el paciente es esperar al menos 1 año después de la primera rinoplastia. Por supuesto, el caso particular de cada paciente es diferente.

El momento más adecuado para la segunda cirugía depende del motivo:

  • Si cambias de opinión sobre los resultados de tu rinoplastia rápidamente después de la cirugía, es muy probable que tengas que esperar un tiempo considerable.
  • Sin embargo, en otros casos como una lesión o traumatismo en la nariz, error quirúrgico o problemas funcionales inesperados como la obstrucción de las vías respiratorias, lo mejor es consultar con un cirujano de inmediato para considerar sus opciones y elaborar un plan de acción.

Es posible que no puedas operarte de inmediato, pero tus circunstancias específicas podrían hacer que sea mejor actuar antes de que la nariz se haya curado por completo.

Razones más comunes para la rinoplastia de revisión

La mayoría de las veces, nos encontramos con pacientes que se han sentido incómodos o insatisfechos con los resultados obtenidos después de una primera rinoplastia.

Hay muchas causas para que los resultados de una rinoplastia fracasen. Entre ellas se encuentran una mala planificación y falta de discusión antes de la cirugía primaria, un diagnóstico erróneo, una infección, un error técnico o la inexperiencia del cirujano.

También debemos comprender que la piel, los cartílagos y el hueso no siempre responden a nuestros deseos.

Una rinoplastia fallida puede dar lugar a una nariz de aspecto poco natural o en la que la respiración no sea óptima.

La desestabilización quirúrgica de los tejidos nasales también puede dar lugar a una distorsión lentamente progresiva de la nariz a lo largo de muchos años, normalmente asociada a un empeoramiento de la respiración y a cambios estéticos.

Además de los problemas funcionales y estéticos, los pacientes suelen enfrentarse a la angustia , la decepción y el arrepentimiento.

Como paciente tienes el reto adicional de encontrar un cirujano plástico especialista en rinoplastias de revisión, que sea capaz de poder ayudarte a conseguir un mejor resultado y con el que te sientas confiado.

Rinoplastia secundaria de punta de nariz y otras razones comunes para la rinoplastia de revisión

Rinoplastia secundaria punta de nariz: anatomía de la punta de la nariz

Entre las  razones más comunes para una rinoplastia secundaria de la punta de la nariz tenemos:

  • Puntas nasales pellizcadas: se caracteriza por una punta de la nariz muy estrecha. Aunque algunos hombres y mujeres nacen con esta forma de nariz, la mayoría de las puntas nasales pellizcadas son el resultado de una rinoplastia inicial fallida.
  • Deformación del “Pico de Loro” o punta caída: ocurre cuando la punta de la nariz es desplazada hacia abajo, dando la apariencia de un pico de loro.

Si tu primera intervención te dejó una deformidad en forma de pico de loro, la rinoplastia de revisión puede proporcionarte una nariz más agradable desde el punto de vista estético.

Otras razones comunes por los que los pacientes que vienen a mi consulta desean una segunda intervención de nariz:

  • Nariz arqueada: tu primer cirujano de rinoplastia, ha podido corregir en exceso la forma o el arco de las fosas nasales, creando un aspecto poco favorecedor para el paciente.
  • Nariz muy respingona: una nariz demasiado respingona a menudo hace que parezca más pequeña de lo que es en realidad y puede provocar la ilusión de unas fosas nasales demasiado grandes.
  • Válvulas nasales colapsadas que provocan una mayor resistencia al flujo de aire a través de la nariz y pueden incluso hacer que los pacientes no puedan respirar correctamente por la nariz.

Suele ser el resultado de una rinoplastia muy agresiva y la rinoplastia secundaria puede reparar las válvulas nasales colapsadas para restaurar el flujo de aire adecuado y mejorar la apariencia.

  • Obstrucciones nasales que causan problemas respiratorios: algunos procedimientos de rinoplastia iniciales no salen como estaba previsto y acaban causando obstrucciones nasales que provocan problemas respiratorios.
  • Columela colgante: la columela es la parte de la nariz que conecta la punta con la base. Esta sección de tejido esencialmente da forma a la nariz y proporciona una gran parte de su estructura.

Si queda una columela colgante después de tu rinoplastia, se verá una cantidad excesiva de la columela colgando.

  • Exceso o déficit de dorso nasal: el dorso nasal puede ser demasiado prominente por falta de eliminación de hueso o cartílago o por una mala o excesiva cicatrización de los huesos. También puede quedar demasiado rebajado en cirugías demasiado agresivas.

Especialista en rinoplastias secundarias en Valencia

mejor cirujano rinoplastia secundaria en Valencia Dr. Terrén La rinoplastia de revisión es una empresa compleja que requiere un cirujano que posea una gran experiencia, paciencia y una meticulosa capacidad de planificación.

A menudo es difícil estimar con precisión la duración de la cirugía de una rinoplastia de revisión.

Existen muchos riesgos y escollos potenciales:

  • La recolección, el tallado y el montaje de los injertos de cartílago es una parte fundamental de la cirugía.
  • El manejo cuidadoso de los tejidos blandos es esencial para lograr una recuperación exitosa, evitando la reabsorción del injerto y la infección.

Casi todos los pacientes de rinoplastia de revisión pueden mejorar con una nueva cirugía si se tiene el cuidado adecuado. Sin embargo, la perfección absoluta es imposible. En algunos casos son necesarias múltiples cirugías y son inevitables.

Si estás considerando una segunda intervención en tu nariz, no busques una solución rápida.

Como paciente lo que necesitas es un procedimiento quirúrgico cuidadosamente planificado y ejecutado por un especialista en segundas cirugías de nariz, que minimice la posibilidad de causar más daños, y que te ofrezca la máxima posibilidad de mejora.

La paciencia, el conservadurismo y la planificación meticulosa por parte del Dr. Terrén son esenciales para lograr un resultado satisfactorio.

¿Por qué tu rinoplastia secundaria en Valencia con el Dr.Terrén?

  • Financia hasta en 5 años

  • Seguimiento postoperatorio: visitas, revisiones 2ªs cirugías o retoques gratuitos durante 3 años.
  • Máxima seguridad para el paciente: opera en el mejor hospital de Valencia (IMED)
  • Satisfacción del paciente: más del 90% de nuestros pacientes nos recomiendan.
  • Nuestra filosofía de trabajo y trato al paciente se basan en 2 principios: honestidad y confianza.
  • Miembro de las principales asociaciones de cirujanos plásticos.

¿Quieres una 1ª consulta SIN compromiso para tu rinoplastia secundaria en Valencia?

Llama ☎ 1ª Cita

 

Reparación de una rinoplastia anterior

La solución para reparar una nariz que se ha sometido a una rinoplastia puede parecer a menudo engañosamente sencilla.

Por desgracia, el proceso suele ser complejo, normalmente mucho más complejo que lu cirugía inicial.

La rinoplastia secundaria puede realizarse mediante un enfoque «cerrado» o «abierto».

  • Cuando se requieren cambios estructurales importantes, suelo utilizar un enfoque abierto, que consiste en una incisión en el puente de piel entre las dos fosas nasales (columela), para levantar la piel y tener mejor visión de las estructuras nasales a modificar.
  • Las correcciones menores del contorno pueden realizarse mediante una técnica «cerrada», cuando sólo se realizan incisiones internas para acceder a las estructuras nasales.

La decisión de utilizar el enfoque cerrado o abierto en la rinoplastia de revisión se basa en la preferencia del Dr. Terrén, en función de las modificaciones necesarias para cada paciente.

Características de la rinoplastia secundaria

La rinoplastia de revisión se considera uno de los procedimientos de cirugía estética más difíciles.

  • Los delicados componentes de la nariz suelen tener que rehacerse a partir de elementos colapsados, torcidos o incluso completamente ausentes.
  • Muchos componentes tienen que ser una imagen exacta de los del lado opuesto y deben alinearse para que parezcan rectos. Las suturas y uniones deben ser invisibles y el flujo de aire nasal debe ser adecuado para una respiración cómoda.
  • Una vez completada, la rinoplastia de revisión debe ser lo suficientemente fuerte como para soportar las fuerzas de contracción de la cicatrización en los próximos meses.
  • El suministro de sangre debe ser adecuado para que se produzca la cicatrización y se evite la infección.

Diferencias entre la rinoplastia inicial y las segundas operaciones de nariz

Merece la pena señalar algunas diferencias consistentes entre la rinoplastia primaria y la de revisión.

  • La rinoplastia de revisión lleva mucho más tiempo, normalmente entre 2 y 4 horas.
  • La recuperación también es más larga, ya que la inflamación persiste mucho más.
  • Los pacientes con un grosor de piel fino o medio pueden necesitar de 6 a 12 meses para recuperarse por completo.
  • Los pacientes con piel gruesa pueden necesitar hasta dos años para que se resuelva toda la inflamación.

El injerto de cartílago en la rinoplastia de revisión

Un injerto es un trozo del propio cuerpo del paciente que se extrae para sustituir o modificar otra parte.

En muchas ocasiones la rinoplastia de revisión requiere el uso de injertos de cartílago para restaurar la forma y la función de la nariz.

Incluso cuando el objetivo de la cirugía es una nariz más pequeña, los injertos pueden ser necesarios para garantizar que la nariz más pequeña sea fuerte y recta.

El cartílago en la rinoplastia de revisión se suele extraer de uno de estos tres lugares: el tabique nasal, la oreja o una costilla.

Cartílago del tabique en la rinoplastia de revisión

El tabique nasal es la estructura que divide la nariz en dos mitades.

Contiene cartílago y hueso recubierto de piel y mucosa.

La parte exterior del tabique es necesaria para mantener la forma exterior de la nariz, pero la parte interior puede ser extraída y utilizada como injerto.

  • El cartílago del tabique puede extraerse a través de una incisión interna separada o a través de la incisión de la rinoplastia.
  • El cartílago suele ser recto, fino y fuerte y es un material ideal para la rinoplastia de revisión.

Sin embargo, a menudo el cartílago septal se ha eliminado como parte de la rinoplastia original. Esto puede haber sido como parte de una «septoplastia» o debido a una «perforación septal» que ha erosionado el cartílago.

Si el cartílago septal se extrae con cuidado, no debería producirse una perforación septal.

El cartílago septal es el mejor material de injerto para reparar una nariz dañada, pero desgraciadamente suele escasear.

Cartílago conchal en la rinoplastia secundaria

Mediante una pequeña incisión detrás de la oreja se puede extraer un gran trozo de cartílago blando y curvado conocido como cuenca conchal.

Por lo general, su extracción no cambia la forma de la oreja.

  • El cartílago de la oreja es curvo, por lo que es difícil crear injertos rectos.
  • También es algo frágil y puede agrietarse.

En determinadas situaciones, el cartílago de la oreja puede ser útil, sobre todo para corregir los defectos de la punta nasal.

Cartílago costal en 2ªs operaciones de nariz

La parte exterior de nuestras costillas está hecha de hueso, pero hay un componente cerca de la línea media que está hecho de cartílago.

  • A menudo se pueden extraer segmentos de cartílago costal de 4 cm o más, por lo que la fuente de cartílago costal es abundante.
  • La extracción y tallado del cartílago costal requiere cuidado y tiempo. La incisión se sitúa justo debajo de la zona del pecho y deja una pequeña cicatriz de 2 a 4 cm de longitud.
  • Aunque el cartílago de las costillas es abundante, dista mucho de ser el tipo de cartílago ideal; suele ser débil y frágil, y se agrieta con facilidad.
  • También tiene una molesta tendencia a deformarse y curvarse en las semanas siguientes a la cirugía, especialmente cuando se utilizan injertos finos para conseguir una nariz esbelta y delicada.
  • Las narices construidas con cartílago de costilla son a menudo un poco más grandes y voluminosas para minimizar este riesgo.

Desgraciadamente, en muchos casos de rinoplastia de revisión, el cartílago costal es la única opción de injerto disponible, ya que los sitios de cartílago septal y auricular se han agotado.

Existen técnicas para minimizar la posibilidad de que se produzcan deformaciones, pero éstas no eliminan por completo este riesgo.

El cartílago costal es más susceptible a la infección y tarda más en integrarse en el suministro de sangre de la nariz.

La deformación puede tratarse con una nueva intervención quirúrgica. Si se dispone de tiempo y recursos suficientes, un cirujano experimentado puede restaurar la mayoría de las narices con cartílago costal.

¿Qué injerto es mejor en la rinoplastia de revisión?

A menudo la elección del injerto a utilizar no se conoce hasta el momento de la operación.

Una vez que el esqueleto nasal es visible durante la cirugía, queda más claro qué elementos deben ser reparados o sustituidos.

Los cirujanos casi siempre evalúan cuidadosamente el tabique para ver si hay cartílago septal disponible. Algunos problemas de rinoplastia de revisión se tratan mejor con cartílago auricular, otros con cartílago costal.

Otros factores a tener en cuenta para tu rinoplastia secundaria

Tejidos blandos en la rinoplastia de revisión

Los tejidos blandos que recubren el esqueleto nasal se ven inevitablemente afectados durante la rinoplastia primaria.

En la rinoplastia de revisión se necesita más esfuerzo y tiempo para que los tejidos se desprendan del esqueleto nasal, pero también tienden a presentar respuestas inflamatorias más graves en respuesta a una nueva cirugía.

Esto significa que suele haber más inflamación y tejido cicatricial en una rinoplastia de revisión, lo que puede comprometer el resultado estético.

Este problema empeora con cada rinoplastia de revisión. Cuantas más rinoplastias secundarias se realicen más difícil es prever los resultados.

Una mala respuesta de los tejidos blandos sobre una estructura bien construida puede arruinar el resultado de una rinoplastia de revisión.

Normalmente, esperar entre 12 y 18 meses entre operaciones puede ayudar a reducir la inflamación quirúrgica. Desgraciadamente, los pacientes a menudo tienen que lidiar con los efectos emocionales de una rinoplastia fallida durante ese tiempo y presionan al cirujano para que la cirugía se realice antes.

Algunos pacientes desarrollan respuestas inflamatorias graves tras una revisión de rinoplastia que impiden un resultado satisfactorio.

No es posible identificar qué pacientes tendrán este problema antes de la cirugía, por lo que los resultados de la rinoplastia de revisión son menos fiables que los de la rinoplastia primaria.

Suministro de sangre

La revisión de la rinoplastia se basa normalmente en el trasplante y la sutura de muchos injertos de cartílago en la nariz.

Un suministro de sangre saludable permite que esto ocurra con éxito y minimiza el riesgo de infección y reabsorción del injerto.

Otros factores importantes son una técnica quirúrgica muy suave y evitar el tabaco o la nicotina.

Elasticidad de la piel

A menudo, la rinoplastia secundaria implica la sustitución de los tejidos que se han eliminado en una cirugía anterior.

Esto puede implicar la ampliación de la estructura nasal y los tejidos blandos subyacentes deben estirarse fácilmente para permitirlo.

  • Una tensión excesiva de la piel puede doblar, desplazar o colapsar la nueva estructura.
  • Una tensión excesiva de la piel también puede interferir con el suministro de sangre a la nariz, con el riesgo de infección y reabsorción del injerto, o una pérdida parcial de la piel que lo recubre.

Formación de tejido cicatricial

En los días siguientes a la cirugía nasal, las células producen un tejido cicatricial que envuelve los tejidos nasales.

Esto «pega» todos los tejidos y permite que la rinoplastia tenga éxito.

La cantidad de tejido cicatricial que se produce varía entre los individuos. Un exceso de tejido cicatricial puede producir un engrosamiento de la piel que no parece natural.

Este riesgo aumenta en la rinoplastia de revisión.