Actualmente hombres y mujeres todos queremos tener un cuerpo delgado y con un vientre plano.

Sin embargo, muchos no somos capaces de lograr este objetivo debido a que tenemos un exceso de piel flácida en el vientre, incluso después de perder mucho peso mediante dietas o ejercicio.

Aunque existe una solución disponible como la abdominoplastia o cirugía de abdomen, muchas mujeres dudan en someterse a la cirugía temiendo que no puedan volver a quedarse embarazadas después de la misma.

Pero

¿la cirugía de abdomen me impide quedarme embarazada en el futuro?

Si tienes dudas sobre la relación entre la abdominoplastia y el embarazo posterior, en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el embarazo después de la abdominoplastia.

Muchos médicos aconsejan posponer la abdominoplastia hasta que creas que tienes la familia completa y por tanto no quieras tener más descendencia.

No obstante, esto no significa que no puedas quedarte embarazada después de una operación de abdominoplastia.

Hechos sobre el embarazo después de la abdominoplastia

La cirugía plástica de abdomen no afecta a la capacidad de volver a tener uno o varios embarazos, ni a tu fertilidad.

  • Puedes seguir teniendo unos buenos resultados estéticos con la abdominoplastia, incluso aunque te quedes embarazada después de la misma.
  • Lo que no es aconsejable es quedarte embarazada justo después de la cirugía estética de abdomen.
  • La cirugía estética de abdomen hará que tu embarazo se note más tarde de lo habitual.
  • El embarazo después de la abdominoplastia es posible y seguro, siempre que se produzca después de un periodo de tiempo suficiente tras la intervención.

La abdominoplastia y embarazo posterior

Incluso con la mejor planificación e intenciones, la vida puede ser imprevisible.

Si acabas quedándote embarazada después de una abdominoplastia, o si cambias de opinión después de varios años y decides intentar un embarazo, la seguridad puede ser tu principal preocupación.

No te preocupes ya que un nuevo embarazo después de una abdominoplastia no es ningún factor de riesgo adicional, aunque todos los embarazos pueden tener complicaciones asociadas, tanto si se producen antes como después de una abdominoplastia o de cualquier otro procedimiento quirúrgico.

¿Qué pasa si me quedo embarazada después de la abdominoplastia?

La paciente que se queda embarazada después de una abdominoplastia, tiene la misma probabilidad de llevar un embarazo sano y a término, que la paciente que nunca se han sometido a una abdominoplastia, aunque pueda sentir mayor tensión en su pared abdominal durante el embarazo.

La mayor preocupación de quedarte embarazada después de la abdominoplastia es el posible efecto negativo que el embarazo puede tener en los resultados, lo que puede llevar a la necesidad de una segunda o posterior intervención de revisión en el futuro.

Con la importante fluctuación de peso y el estiramiento de la zona abdominal que se producirá durante el embarazo, es posible que vuelvas a tener la piel descolgada o suelta, abultamiento y flácidez abdominal y una separación o debilitamiento de los músculos del abdomen, lo que requeriría una corrección quirúrgica para restablecer los resultados originales.

Si quieres quedarte embarazada después de la abdominoplastia, sólo tienes que esperar un tiempo prudencial hasta que te hayas recuperado por completo.

Riesgos del embarazo después de la abdominoplastia

La abdominoplastia o cirugía del abdomen es un procedimiento desde el punto de vista estético.

Esto significa que no afecta a tu fertilidad ni a tus futuros embarazos. Sin embargo, el embarazo después de una abdominoplastia, va a modificar en mayor o menor medida los resultados que conseguiste con la cirugía.

Abdominoplastia después del embarazo: elimina estrías y distensión muscular

La abdominoplastia después del embarazo elimina las estrías, tensa los músculos y elimina el exceso de grasa

Los médicos suelen desaconsejar el embarazo después de una abdominoplastia, porque el embarazo puede estirar la piel y hacer que los músculos abdominales se estiren, y por tanto se estropeen los resultados conseguidos.

Sin embargo, muchas mujeres que se han quedado embarazadas después de la abdominoplastia, han manifestado estar satisfechas con los resultados de la cirugía después del embarazo.

Algunas de ellas sólo han necesitado un pequeño retoque para eliminar el exceso de grasa, piel y estrías, para recuperar la silueta que tenían antes del embarazo.

 

Quedarse embarazada después de una abdominoplastia es posible

Aunque quedarse embarazada después de una abdominoplastia pueda hacerse, es aconsejable que esperes un tiempo antes de hacerlo. Hay que dejar que el cuerpo y los músculos se curen de la cirugía; esto significa que hay que esperar al menos un año antes de poder quedarte embarazada.

¿Cuándo puedes quedarte embarazada después de una abdominoplastia?

Aconsejamos esperar un mínimo de seis meses e idealmente un año después de la cirugía de abdominoplastia antes de quedarte embarazada. De este modo tenemos la garantía que te has recuperado completamente de tu cirugía estética de abdomen, ya sea una mini abdominoplastia o una abdominoplastia completa.

Por supuesto, el tiempo varía de una mujer a otra, por lo que algunas mujeres necesitan esperar más o menos tiempo, dependiendo de lo bien que vaya el proceso de recuperación y el drenaje linfático postoperatorio en ellas.

Si lo deseas puedes hacerte una cirugía de revisión para recuperar tu cuerpo de los cambios corporales sufridos por el embarazo, entre seis y doce meses después de tener a tu hijo.

Embarazo después de abdominoplastia con diastasis muscular

Quedar embarazada después de una abdominoplastia para tensar los músculos es posible, siempre que no tengas problemas de salud, fertilidad….

Sólo hay que tener en cuenta que posiblemente necesitarás una cirugía de revisión pasado un tiempo desde el parto. El embarazo hará que los músculos reparados con la cirugía y la piel del vientre vuelvan a estirarse.

¿Es seguro el embarazo después de una abdominoplastia?

Sí, el embarazo después de hacerse una abdominoplastia es tan seguro como el embarazo antes de la abdominoplastia. No sentirás ningún dolor específico por quedarte embarazada después de la abdominoplastia, ni tendrás ninguna otra complicación del embarazo, tan sólo es posible que tarde más tiempo en notarse la barriga.

El embarazo tras la cirugía de abdomen tarda más en hacerse visible

Cuando te quedas embarazada después de una abdominoplastia, puedes sentirte preocupada por el hecho de que el embarazo no se note cuando debería mostrarse.

Esto es algo normal que sucede debido a que tienes los músculos abdominales más tensos por la cirugía. Muchas mujeres que se quedan embarazadas después de una abdominoplastia afirman que el embarazo no es visible tan pronto.

El embarazo después de una mini abdominoplastia

No debería haber ninguna diferencia entre el embarazo después de una miniabdominoplastia o una abdominoplastia completa.

Deberías tener un embarazo sin problemas de salud y no deberías sufrir ninguna complicación específica, relacionada con el hecho de quedarte embarazada después de una abdominoplastia.

Cesárea después de una abdominoplastia

El hecho de que tu parto sea natural o por cesárea no debería suponer ninguna diferencia.

Tener una cesárea después de una abdominoplastia no debe ser algo de lo que tengas que preocuparte y lo más probable es que sea como cualquier otra cesárea.

De hecho, tu ginecólogo seguramente va a hacer la incisión para la cesárea sobre la cicatriz de tu abdominoplastia previa.

Ten en cuenta que su ginecólogo puede no ser tan hábil como tu cirujano de lipectomia o abdominoplastia a la hora de colocar los puntos. Esto podría tener un efecto en la apariencia de la cicatriz.

Conclusiones

El embarazo podría afectar a los resultados de tu cirugía de abdomen haciendo que la piel del vientre se estire.

No obstante el embarazo después de la abdominoplastia es seguro si se produce después de la recuperación completa de la cirugía.

Sin embargo son mucho más frecuentes las cirugías de aumento de pecho, liposucción o abdominoplastia después del embarazo.